Publicidad

¿Cómo abrir una cuenta remunerada?

Las cuentas remuneradas son un producto financiero muy sencillo, y en muchos casos puede llegar a ser el primer instrumento de ahorro que utilizamos. Contratar una cuenta remunerada actualmente es más que fácil. Pero antes de hacerlo, debemos conocer los principales aspectos que distinguen unas cuentas remuneradas de otras, y que condicionan la rentabilidad real que percibimos por la cuenta, entre otras características para no llevarnos sustos o decepciones.

El punto mas importante, al elegir la cuenta remunerada es su rentabilidad. Es el principal aspecto sobre el cual un banco va a basar su ventaja competitiva sobre el resto de las entidades y lo primero que publicitan.

En el cálculo de la rentabilidad intervienen dos índices o dos tasas: la TAE (Tasa Anual Equivalente) y el TIN (Tipo de Interés Nominal).

  • La TAE es un porcentaje que recoge el rendimiento de la cuenta en su conjunto, e incluye el tipo de interés nominal, los gastos y las comisiones del banco y el plazo de vigencia del producto.
  • El TIN representa la retribución real que percibe el cliente mes a mes.

Por lo tanto, la TAE se diferencia del tipo de interés nominal en que éste no incluye ni los gastos ni las comisiones; sino únicamente la liquidación real que recibe el cliente. La TIN es lo que ganaremos realmente y será algo inferior a la TAE. Lógicamente, cuanto mayor es el interés mas nos interesa contratar la cuenta. Además, hay otros factores que nos deben interesar antes de abrir una cuenta remunerada:

  • Liquidación de intereses: lo más recomendable es que sea en forma mensual, ya que así veremos mes a mes crecer nuestro dinero;
  • Saldo en cuenta y cantidad de dinero máximo a remunerar: En algunos casos, para poder contratar una cuenta remunerada deberemos mantener mínimo de saldo en ella, un importe mínimo, son escasas las cuentas remuneradas que presentan esta característica, suelen establecer como condición una cantidad de dinero máxima a remunerar, si es demasiado poco puede que no nos interese contratar la cuenta remunerada.
  • Comisiones de mantenimiento y administración: es importante que estas sean nulas, ya que pueden eliminar completamente los beneficios e incluso generar gastos.
  • Transferencias y traspasos: Deben ser gratuitos ya que al mover el dinero podemos perder los beneficios obtenidos.

Una vez identificada la cuenta remunerada que sea de nuestro interés, debemos proceder a contratarla.

Cuando abrimos una cuenta remunerada podemos hacerlos de dos maneras:

  • En una oficina bancaria (bancos, cajas de ahorros…), que pone a su disposición una infraestructura física y presencial de atención al cliente, oficinas y asesores;
  • En un banco a distancia, con el que se trata por teléfono y/o Internet.

La oficina bancaria tradicional ofrece servicios de atención personalizada, y si lo comparamos con un servicio a distancia por internet o teléfono, la oficina bancaria ofrece más proximidad y relación directa con el cliente. En los bancos tradicionales los gastos son más elevados a causa de los costes de personal, de gestión, administración, entre otros. Este tipo de banco también puede poner a su disposición servicios a distancia, los cuales normalmente se le abonan.

El banco a distancia o banco directo, se caracteriza por:

  • Ser accesible las 24 horas del día, los 7 días de la semana y de forma gratuita (excepto los costes de teléfono o conexión a Internet);
  • Permitirle realizar todas sus operaciones habituales de forma directa y sin ningún coste adicional: como transferencias, pedido de talonarios y consultas de saldo;
  • Efectuar operaciones con sus cuentas;
  • Acceder a los mercados bursátiles y realizar órdenes de forma directa;
  • Aprovecharse de las tarifas menos costosas del mercado.

Recuerde que durante el proceso de contratación el banco debe informarle de las tarifas que establece para los distintos servicios que presta. En España, esta información debe darse en el momento de la apertura de la cuenta. Además, las entidades están obligadas a comunicar sus tarifas de comisiones al Banco de España con antelación a su aplicación.

Por último, hay que tener en cuenta la información que nos puede llegar a pedir un banco antes de aceptarnos como cliente. El banco puede efectuar algunas comprobaciones y controles tales como:

  • Asegurarse de la capacidad jurídica, al solicitar la identidad de su cliente (DNI),
  • El domicilio de su cliente
  • El uso que dará a la cuenta
  • La posibilidad de que el cliente tenga algún tipo de prohibición bancaria.

Pues bien, lo primero que debemos tener en claro es que para solicitar una cuenta remunerada es necesario estar censado en el país o bien disponer de un certificado de residencia. Esto se debe a que cuando queramos abrir la cuenta remunerada, el solicitante deberá presentar su documento nacional de identidad, su pasaporte o su certificado de residencia.

Seguidamente es probable que debamos cumplir con los siguientes requerimientos para abrir una cuenta remunerada:

  • Rellenar un formulario con sus datos personales, información sobre su situación laboral, y otros datos de titulares simultáneos (si los hubiera) o personas autorizadas para realizar movimientos en la cuenta. En el caso de existir más de un titular, todos ellos deberán firmar en el momento de apertura de la cuenta.
  • Verificación de los datos y situación financiera del solicitante.
  • Ingresar una cantidad de dinero: algunas entidades solicitan que al momento de abrir una cuenta remunerada el cliente haga un ingreso de un monto determinado de dinero.

Si eres nuevo cliente en el banco donde abres la cuenta remunerada, por lo general te pedirán la siguiente documentación:

  • Cédula o documento de identidad
  • Fotografía reciente (dependiendo del banco)
  • Informes bancarios actualizados de la persona que pretende abrirla – Información de Crédito
  • Registro de un domicilio en el país
  • Suscripción con el interesado de un documento que contenga las condiciones generales relativas a la cuenta remunerada que se abre.

Una vez verificados estos puntos y abierta la cuenta remunerada, la entidad guarda una muestra de la firma del cliente para poder comprobar su autenticidad en las órdenes de pago posteriores que dé.

Publicidad

One response to “¿Cómo abrir una cuenta remunerada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *