Publicidad

Banco Popular regala iPhone 4S

En esta semana hemos tenido gran movimiento en tema de regalos. Ahora es Banco Popular quien busca aumentar su potencial de la banca móvil, y para lograr eso sortea 20 iPhone 4S entre los usuarios que accedan a este servicio antes del 30 de noviembre 2011.

De esta manear, estará celebrando el sorteo el próximo 12 de diciembre 2011, y tendrán igualdad de condiciones todas las personas que comiencen o ya operen con la banca móvil de Banco Popular antes del 30 de noviembre.

Para quienes no lo sepan, el iPhone 4S es el último modelo de iPhone, el teléfono de Apple, uno de los mejores legados que ha dejado Steve Jobs.

Es importante conocer que la moda ha ido hacia el lado de los iPad 2, como bien lo hacen la Cuenta Nómina Oficinadirecta o la Cuenta Nómina iPad 2 del mismo Banco Popular, entre otras. Pero ahora, parece que el nuevo aparato tendrá un lugar.

Requisitos para participar del sorteo:

Sólo debes acceder a Banca Móvil entre el 01/11/2011 y el 30/11/2011 y automáticamente podrás llevarte uno de los 20 iPhone 4S. Los ganadores se publicarán en el sitio de la Banca Móvil a partir del 12/12/2011.

En dicha fecha se realizará el sorteo, como dijimos, los premios son 20 terminales iPhone 4S, con lo cual Banco Popular estará desembolsando un total de 10.152,6o euros.

Cada cliente únicamente podrá obtener un regalo. Previamente al sorteo, se obtendrá una base de datos con todos los clientes que cumplan los requisitos para tener una participación, posteriormente se asignará aleatoriamente un número a cada participación.

El primer agraciado entre los clientes de Banco Popular, será aquel participante cuyo número de participación coincida con el número seleccionado. Partiendo del número de participación del primer agraciado, se asignarán los restantes 19 ganadores.

En caso de que alguno de los sorteados no aceptara o renunciara al premio obtenido, podrá hacerlo siempre por escrito.

En este sentido, recordamos que nos encontramos dentro de una guerra del pasivo que en este año no ofrecía tregua ya que nadie queríe bajarse de la avalancha de altas rentabilidades, a pesar de los intentos del Banco de España por limitar esas súper remuneraciones.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *