Publicidad

Tipos de cuentas remuneradas

Una vez que contamos con capital disponible para el ahorro, una gran alternativa rentable es depositar ese dinero en cuentas remuneradas. Las cuentas remuneradas que se contraten en muchos casos dependerá del inversor en cuestión y su aversión al riesgo, es por ello que siempre conviene informarnos de los tipos de cuentas remuneradas en el mercado para ver cual se adapta mejor a nuestras necesidades.

Las cuentas remuneradas son instrumentos financieros de alta rentabilidad, sobre todo los primeros meses. Gozan de inmediata disponibilidad ya que el dinero puede ser retirado cuando se lo necesite y poseen gran liquidez ya que con los depósitos se pueden hacer distintos pagos y transferencias.

Hoy en día, si nos decidimos por depositar nuestros ahorros en una cuenta remunerada debemos determinar qué tipo de interés seleccionar, eligiendo entre una cuenta remunerada a un tipo de interés fijo o una cuenta remunerada a un tipo de interés variable. Una decisión fundamental a la hora de buscar que nuestro dinero no pierda ante la inflación.

Las cuentas remuneradas con tipo de interés fijo nos ofrecen la tranquilidad de conocer de antemano cuanto nos pagarán por nuestro dinero, sin la necesidad de especular con las variaciones del mercado. Sin embargo, si los indicadores de mercado suben no nos beneficiaremos de esa mejora.

La mayoría de las cuentas remuneradas tiene una estrategia, ofrece para los primeros meses (generalmente los 4 primeros) un tipo de interés más alto ronda entre el 3% y el 4% TAE, pero finalizado ese plazo bajan drásticamente a la mitad.

Otra opción, al invertir en una cuenta remunerada es contratar una cuenta con tipos de interés variables. Dadas las condiciones del mercado, casi todos los productos ofrecen un diferencial sobre el Euribor. El problema que encontramos es que variará constantemente nuestros beneficios, a veces para mejor, y otras no tanto. Este tipo de cuentas se recomiendan para aquellos que les guste arriesgar un poco más.

La mayoría de las ofertas referenciadas al Euribor tienen un sistema mixto, lo que les permite a los bancos y cajas seducirnos en los primeros meses con tipos altos, para después descender al Euribor más un diferencial, pero que no llegaba a igualar los tipos que pagaba al principio.

¿Cuáles son las ventajas de una Cuenta remunerada a tipo de interés fijo?

  • Independencia de factores externos al producto (economía nacional, mercados internacionales);
  • Remuneración fija y segura;
  • No es afectada por una volatilidad negativa.

¿Cuáles son las ventajas de una Cuenta remunerada a tipo de interés variable?

  • Posibilidades de mejorar la rentabilidad mes a mes;
  • A mayor riesgo, posibilidad de obtener mayor rentabilidad que la que se podría obtener a una tasa fija.

Cabe destacar, que actualmente con un Euribor en alza, podremos obtener mejores TAE para nuestras cuentas remuneradas a tipo de interés variable, convirtiéndose este en un buen momento para invertir en ellas. No obstante, cabe recordar que para que una cuenta remunerada sea verdaderamente rentable, nunca hay que quedarse únicamente con la tasa de retribución de la cuenta, sino que hay que también ver las comisiones de administración, mantenimiento y transferencias principalmente. Ya que estas de existir, en muchos casos pueden reducir sensiblemente nuestra rentabilidad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *