Publicidad

Ventajas cuentas nómina

Es común que al obtener nuestra nómina, nos quedemos inmutables solo consumiendo la misma. Pero hay que entender que además de esto se puede invertir nuestro sueldo. Esta instalado la idea de que invertir es riesgoso, pero podemos encontrar numerosas ofertas donde el riesgo esta minimizado, y el capital invertido será total recuperado y asi no arriesgar ni un centavo del fruto de nuestro trabajo.

Siempre se puede sacar beneficios extra de los ingresos recurrentes, tan solo hay que echar un vistazo a los productos que nos ofrece la banca.

Las entidades financieras están en continua búsqueda de pasivo y aunque captar dinero no es fácil, la tarea se complica más cuando se trata de imposiciones elevadas, como es frecuente en muchos depósitos bancarios.

Está claro, que al contratar una cuenta nómina, que pasaremos a describir mas adelante, es un beneficio para ambas partes. Para los bancos puede ser fácil captar dinero de los ingresos recurrentes dado el volumen de público objetivo existente. Además, para el cliente es más sencillo tomar la decisión de domiciliar un pago periódico en una entidad que, por ejemplo, depositar los ahorros de toda su vida en un plazo fijo.

¿Qué es una cuenta nómina?

Se trata de cuentas corrientes, que como tal, permiten realizar la operativa necesaria para el día a día (por ejemplo, pagar recibos, realizar transferencias y traspasos o asociar tarjetas bancarias). Se diferencian del resto en que, además de prestar al cliente estos servicios, también le exigen que domicilie su nómina a cambio de compensarle con algún beneficio adicional.

En términos generales podríamos agrupar las ofertas de cuenta nómina en tres categorías:

  • Devolución de recibos:
  • Rentabilidad:
  • Remuneraciones en especie:

¿Cual es mejor?

No hay una mejor o peor en estos casos, sino tomar provecho de la mejor oportunidad posible según cada una de nuestras necesidades. En este sentido, la elección del producto a contratar variará en función de nuestro perfil. Si se trata de una remuneración en especie, normalmente el valor añadido se encuentra en disfrutar del producto anticipadamente. Es decir, una vez domiciliada la nómina y efectuado el primer ingreso, se recibe un regalo que, en otro caso, se podría comprar un período de tiempo de ahorrar mes a mes.

Puede ocurrir, que en el momento que nos ofrecen la remuneración en especie no necesitamos ese regalo o simplemente no nos guste, puede ser mejor contratar una cuenta que ofrezca rentabilidad (TAE).

Otra opción es contratar cuentas que devuelvan un porcentaje anual del total de recibos domiciliados. Sin embargo, no solo hay que fijarse en esta ratio, ya que además hay que tener en cuenta los topes máximos que establece el banco a dicha devolución.

¿Cómo contratar o cancelar este producto?

En cuanto a los requisitos para contratar este tipo de producto hace falta disponer de un ingreso recurrente bajo el concepto que exija la entidad (nómina, pensión, autónomos u otros pagos de la Seguridad Social) y en cuanto dónde contratarlo, su contratación variará en función del canal de difusión elegido por el banco o caja (online, telefónico o en sucursal).

Si la cuenta nos exige un periodo mínimo de permanencia y queremos cancelarla antes de que finalice el plazo, debemos ponernos en contacto con la entidad para que nos indique la penalización correspondiente por incumplir los requisitos. En el caso de las remuneraciones en especie, pagaremos el valor del regalo correspondiente al periodo comprendido entre la cancelación de la cuenta y la finalización real del plazo.

Desde luego que no todas las ofertas exigen compromiso de permanencia, lo que nos exime de penalización en el caso de dejar de percibir los ingresos mínimos.

Estos depósitos son una gran alternativa para sacarle el máximo provecho a nuestro sueldo. Nos minimiza el riesgo de perder dinero a rentabilidades razonables. Y no olvidemos que al ser tan ventajoso para el banco por tener imposiciones periódicas de dinero, las ofertas son muchas y solerán intentar llamar la atención, traerá aparejado naturalmente una competencia entre bancos que sin duda beneficiará a potenciales clientes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *